Tag Archives: accidente cerebrovascular

Este “adiós” esconde un “hasta luego”…

11 Nov

Nos mudamos!! Hemos creado una nueva web, para que todo esté más claro y resulte más fácil encontrar la información de contacto: www.integracerebral.com

Hace casi 4 años ya que inauguramos este blog, con la intención de crear un lugar donde recoger información, noticias, consejos y pautas para todo aquel que lo precisara, siendo conscientes de que escasean las fuentes fiables de información sobre este tema. Ni en nuestros mejores sueños hubiéramos pensado tener tanta aceptación, tantas palabras de ánimo, comentarios positivos y también alguna discusión, aunque consideramos que éstas siempre son productivas, si se aportan argumentos y se realizan desde el respeto mutuo.

Abandonamos esta plataforma, pero vamos a continuar realizando el blog de la misma forma que lo hemos llevado hasta ahora y con el mismo empeño: aportar información veraz y específica sobre el daño cerebral, sus consecuencias y pautas de manejo para familiares, profesionales y todo aquel que esté interesado.

Para inaugurar esta nueva etapa, ya hemos publicado el primer post, contando nuestra crónica de las actividades del Día del Daño Cerebral 2014 en Murcia. Podéis visitarlo en este enlace.

Esperamos que os guste tanto o más de lo que os gustaba éste y poder seguir contando con vosotros en nuestra nueva web.

Todo el equipo técnico de Integra se despide de este blog y espera veros en la nueva dirección.

Todo el equipo técnico de Integra se despide de este blog y espera veros en la nueva dirección.

Un fuerte abrazo de parte de todo el equipo de Integra Daño Cerebral.

Hormona del crecimiento y riesgo de ictus

2 Sep

Volvemos del verano con las pilas cargadas y nos hemos encontrado una noticia que queremos que nos invite a tod@s a reflexionar al respecto. La prestigiosa revista Neurology, la revista de la Academia Americana de Neurología (AAN), publicaba en agosto un estudio realizado en Francia sobre los efectos a largo plazo del tratamiento con somatropina u hormona del crecimiento (GH). Ya hemos hablado sobre este tema en un post anterior, destacando la importancia de que existan ensayos clínicos y estudios controlados para probar la efectividad y la seguridad para el paciente, a corto y a largo plazo.

Esta investigación ha encontrado una mayor incidencia en la aparición de ictus en la primera adultez (24 años) en los sujetos que de niños fueron sometidos a tratamiento con esta hormona, comparados con sus pares que no habían recibido este tratamiento. En concreto, los autores aluden a una “fuerte asociación”, siendo ésta mayor con las lesiones hemorrágicas que con las isquémicas.

15176En el estudio, han utilizado una muestra de 6.874 niños que habían sido sometidos a tratamiento con GH entre 1985 y 1996 (el tiempo medio de tratamiento fue de 3’7 años, siendo la edad media de final de tratamiento de 17 años). La mayoría de ellos, presentaban un déficit en sangre de esta hormona (única situación en la que la Agencia Española del Medicamento recomienda administrarla); otro pequeño grupo, pese a que no presentaban este déficit, tenían una estatura muy baja para su edad, por lo que el tratamiento se administró para ayudar a que alcanzaran una talla mayor. Los autores del estudio destacan que  los niños no presentaban otras condiciones que hicieran creer que podían tener un riesgo de ictus mayor al de cualquier otro niño. Desde 2008 hasta 2010 se realizó un seguimiento longitudinal a los participantes en el estudio, prestando especial interés a las condiciones médicas.

El investigador principal del estudio, el Dr. Joël Coste, finaliza el reporte con esta frase “We believe the tens of thousands of people worldwide who are treated with growth hormones should be informed about this risk”  (Creemos que las decenas de miles de personas que en todo el mundo están siendo tratadas con hormonas de crecimiento deberían ser informadas acerca de este riesgo).

Añade también que son necesarias más investigaciones para determinar con seguridad si es el tratamiento con hormona del crecimiento lo que causa este aumento del riesgo de ictus. En cualquier caso, consideran que esta información debe ser tenida en cuenta tanto por los padres como por los doctores al valorar las distintas opciones de tratamiento.

Podéis consultar el artículo original en este enlace.

Efectos de las lesiones en el tálamo

30 Jul

El tálamo (etimológicamente: habitación interna o cámara) es una estructura que se encuentra en el interior del cerebro, aproximadamente en el centro del encéfalo. Tradicionalmente, se ha considerado una “estación de relevo sensorial”, ya que todas las vías de los sentidos, a excepción de la olfativa, pasan a través de esta estructura.

talamo

En los últimos tiempos, no obstante, se ha descubierto que juega un papel mucho más activo, complejo y dinámico en el procesamiento de la información que posteriormente pasa a la corteza cerebral.

En concreto, la activación cortical producida por las descargas talámicas se encuentra estrechamente relacionada con los procesos perceptivo-atencionales, llegando a denominarse “llamada al despertar” (wake-up call). El control del “arousal” (nivel de activación), del que ya hablamos en un post anterior, se encuentra controlado por la formación reticular y los núcleos intralaminares del tálamo.

conexionesPero el papel del tálamo va mucho más allá que transmitir información hacia la corteza. El tálamo por sí mismo juega un papel fundamental en la transmisión y coordinación de información entre las áreas corticales. La corteza cerebral, lo que también se conoce como “sustancia gris”, es donde se encuentran los cuerpos de las neuronas, es decir, el centro de control de la célula.

En consecuencia, una lesión o una disfunción (debida al edema o a alteraciones transitorias) puede provocar que las funciones controladas por la corteza cerebral (lenguaje, memoria, funciones ejecutivas, etc.) no se lleven a cabo por la interrupción en esa transmisión de información que controla el tálamo.

Las investigaciones apuntan a que todas las áreas de la neocorteza (el cerebro más reciente filogenéticamente) reciben proyecciones talámicas, por lo que el tálamo tendría un papel fundamental en el adecuado funcionamiento de estas áreas. Respecto a las áreas motóricas, por ejemplo, el tálamo ejercería de nexo de unión entre la acción y la percepción. Es decir, el área motora daría la orden del movimiento, y el tálamo procesa esa información y envía una copia a la corteza sensitiva para coordinar el movimiento. Un paciente con una afectación en el tálamo en este caso, podría moverse, por ejemplo, extender la mano para alcanzar un objeto, aunque sus movimientos no estarían modulados en base a la información visual y tactil que proporcione la posición de la mano y/o del objeto.

tomar-conciencia1También, mediante un sistema de bucles se sincroniza la actividad de los ganglios basales, corteza, tálamo y tronco del encéfalo. De esta forma, la existencia de conexiones sincronizadas son lo que constituiría el “contenido de la conciencia” y la experiencia consciente. Una de las alteraciones de la conciencia de sí mismo que podemos observar tras un daño cerebral es la anosognosia, que es precisamente la falta de conciencia del daño. El paciente anosognósico no percibe sus déficit, por lo que tampoco considera que precise de tratamiento o rehabilitación ni entienda las reacciones de quienes le rodean ante sus conductas.

Los estudios de los efectos de las lesiones talámicas mencionan alteraciones sensitivomotoras, cerebelosas, oculomotoras bilaterales y demencia. Neuropsicológicamente, aparecen alteraciones del lenguaje, de la memoria, confusión y defectos atencionales, heminegligencia. En la localización lesional, al igual que ocurre con las lesiones corticales, las lesiones del tálamo izquierdo producen alteraciones en el lenguaje, mientras que las lesiones del tálamo derecho tienden a producir defectos de negligencia motriz y hemiinatención izquierdas (neglect). No siempre, sin embargo, las lesiones talámicas producen alteraciones cognoscitivas y cuando se producen frecuentemente son pasajeras. La afección talámica bilateral es una causa de mutismo y demencia. Podeis consultar un estudio con 25 pacientes en este enlace.

Referencias bibliográficas:

Kolb, B. y Whishaw, I. “Neuropsicología Humana” 5ª Ed. 2006 Editorial Médica Panamericana, Madrid.

Peña-Casanova, J. “Neurología de la Conducta y Neuropsicología” 2007 Editorial Médica Panamericana, Madrid.

Visita virtual a nuestras instalaciones

13 Mar

Nuestro centro se encuentra ubicado en la calle Periodista Encarna Sánchez, en una zona privilegiada de la ciudad de Murcia, con facilidad de acceso en coche y en transporte público.

Contamos con amplias instalaciones adaptadas a las necesidades de tratamiento de los afectados por daño cerebral adquirido: amplia sala de fisioterapia, varios despachos de tratamiento individual (neuropsicología, logopedia y terapia ocupacional), sala de estimulación para la realización de talleres, un aula multiusos, zona de descanso y comedor. Contamos además con una cocina-office, ducha y una habitación con cama donde entrenar actividades de la vida diaria.

Aunque ya os lo hemos presentado en fotos, hoy os traemos una visita virtual al centro, más realista y completa, realizada por GSPmultimedia. Esperamos que os guste.

 

Disfagia en el daño cerebral adquirido

4 Mar

Hoy nuestra logopeda, Conchi Martínez Rodríguez, nos deja un post sobre la disfagia, una alteración deglutoria muy común tras un daño cerebral:

degluciónEl término disfagia neurógena designa cualquier problema que surge desde el momento en que los alimentos (sólidos y/o líquidos) se introducen en la boca hasta que pasan al estómago, por una deficiencia en cualquiera de las cuatro etapas de la deglución, de origen neurológico a nivel de sistema nervioso central o periférico.

Según la etapa de la deglución alterada observamos distintos tipos de disfagia:

  • Disfagia oral.

  • Disfagia orofaríngea.

  • Disfagia esofágica.

fases alimentación

Según el nivel de afectación de las estructuras implicadas se distinguen diferentes grados:

  • Grado leve.

  • Grado moderado.

  • Grado severo.

 

Son varias las manifestaciones o síntomas que nos harán sospechar de posible disfagia, los más importantes son:

  • La desnutrición y

  • Las frecuentes infecciones respiratorias.

 

Pero existen otros síntomas que nos darán pistas sobre qué estructura está implicada y a qué nivel se están produciendo las dificultades deglutorias:

  • Odinofagia, dolor durante la deglución producido por inflamación del tracto faringoesofágico o por reflujo esofágico.

  • Reflujo nasal: salida de comida por la nariz por déficit de cierre del velo del paladar.

  • Babeo; cierre insuficiente de labios.

  • Tos antes, durante o después de la deglución

  • Ruidos durante la deglución por falta de coordinación respiratoria deglutoria .

  • Cambios de la voz después de la ingesta por una incompleta función de arrastre faríngeo.

  • Aspiraciones o entrada de bolo alimenticio sólido o líquido en la vía aérea por debajo de las cuerdas vocales ingresando en la tráquea. Puede producirse antes, durante o después de la deglución dependiendo de la causa que origine la disfagia. Es el síntoma disfágico que más inquieta porque pone en peligro la vida del paciente. En pacientes neurológicos la sensibilidad para detectar la presencia de alimento en la vía aérea está disminuida. El reflejo de tos que expulsa cualquier objeto que penetre en la vía aérea puede estar inhibido o no presentarse con la fuerza suficiente para realizar la expulsión total del alimento.

  • Penetración, se refiere a la entrada del bolo sólido o líquido en la vía aérea (laringe) pero no sobrepasa el nivel de cuerdas vocales.

 

Entre las causas más frecuentes de disfagia neurológica, encontramos, personas afectadas por Accidentes cerebrovasculares (ACV), traumatismos craneoencefálicos (TCE), tumores cerebrales, enfermedades neurodegenerativas, afecciones del nervio periférico, enfermedades neuromusculares.

De todos los pacientes con disfagia neurogénica entre el 87% y 91.5% son de origen vascular. La incidencia de disfagia en la fase aguda del ACV fluctúa entre 29 a 65%, dependiendo de la localización de la lesión y decrece a un 12% a los 3 meses de haber sufrido ACV.

 Los pacientes que han sufrido un TCE pueden presentar dificultad para deglutir con distintas características según la localización de las lesiones.

  • Retardo o ausencia del reflejo faríngeo en 80% de los pacientes.

  • Reducido control lingual en 53%.

  • Paresia faríngea uni o bilateral en 32%.

  • Disfunción cricofaríngea, 6%.

  • Otros trastornos pueden estar presentes tales como: una reducción del cierre labial, cierre velofaríngeo, elevación laríngea, cierre de la vía aérea y en algunos casos puede existir una fistula traqueoesofágica.

 Se debe establecer una valoración del grado de disfagia para así poder individualizar el tratamiento, determinar la textura y consistencia de los alimentos más adecuada y asegurar que el paciente puede realizar una deglución sin riesgo de complicaciones.

comida

La rehabilitación de la disfagia en personas con daño cerebral sobrevenido no es una labor independiente sino que debe contar con el apoyo de un equipo interdisciplinar especializado en este tipo de casos.

Información neuropsicológica que le permite valorar el nivel cognitivo del paciente y la capacidad de comprensión y de colaboración que éste va a prestar.

Información fisioterapéutica, que valorará la capacidad de respuesta motora general del paciente.

Información sobre adaptación al medio, el terapeuta ocupacional nos avisará tanto de todas aquellas ayudas que el paciente tiene como de su grado de autonomía en las actividades de la vida diaria.

Información psicológica; entorno familiar y percepción de la enfermedad por parte del paciente.

Nutricionista, establece el plan dietético a llevar a cabo por el paciente.

Pero si bien la información anterior nos coloca dentro de un marco referencial sobre el paciente, lo cierto es que debemos de llevar a cabo una evaluación precisa del proceso de la deglución.

Para ello contamos con una evaluación objetiva (videofluoroscopia, fibrolaringoscopia, manometría faringoesofágica), llevada a cabo por el Otorrinolaringólogo y una evaluación subjetiva, llevada a cabo por el logopeda, consistente en la exploración de las estructuras implicadas y la observación de síntomas: exploración de pares craneales, exploración de estructuras orofaciales y laríngeas, valoración de la deglución.

En un próximo post os daremos algunos consejos para cuando el afectado comienza de nuevo a comer (postura adecuada, textura de los alimentos, etc). Mientras, os dejamos la Guía de Nutrición en Disfagia que recientemente ha editado el Ministerio de Sanidad.

Aplicación de la Terapia de espejo en la rehabilitación motora tras un ictus.

15 Nov

Más del 50% de los pacientes que sufren un accidente cerebrovascular o Ictus padecen secuelas discapacitantes en las extremidades superiores que impiden el desarrollo de las actividades de la vida diaria de forma natural.

Seis meses después del ACV, el 38 % de los pacientes recuperan ligeramente la destreza en el brazo afecto y sólo el 12% muestra una recuperación funcional después de haber recibido rehabilitación convencional. Muchos de los pacientes aprenden a no usar el miembro superior afecto por lo que las secuelas se agravan. Por estas razones, los programas destinados a la restauración de la función de las extremidades superiores son una de las partes más importantes de la rehabilitación en este tipo de patologías.

La terapia del espejo fue introducida por primera vez en 1992 por Ramachandran y Rogers como terapia analgésica para reducir el dolor del miembro fantasma. Se trata de una técnica en la que el paciente debe movilizar su miembro superior no afecto, al mismo tiempo que se fija en el reflejo del movimiento de este en un espejo colocado en vertical en el lado del miembro amputado, de manera que este último quede tapado.Al mirar al espejo el paciente percibe el movimiento como una acción realizada por el brazo amputado. La ilusión visual del movimiento de las extremidades afectadas genera una retroalimentación positiva a la corteza motora, que a su vez puede interrumpir el ciclo de dolor.

Existen numerosos estudios que demuestran la eficacia de esta técnica en patologías como el síndrome del dolor regional complejo, dolor neuropático, Enfermedad de Parkinson y una hemiplejia o hemiparesia después de sufrir un accidente cerebrovascular.

La Terapia de espejo ha demostrado mejoras en la función del miembro superior parético después de sufrir un Ictus en cualquiera de sus fases. Esto es importante ya que se puede aplicar en pacientes en un período crónico. El mecanismo que media este fenómeno aún no está claro pero parece relacionarse con la convergencia del feedback visual y somatosensorial en el cortex parietal, o con la actividad de las neuronas espejo.

Es un método simple, barato y dirigido directamente por el paciente que podría mejorar la función de la extremidad superior afectada. La ilusión del espejo del movimiento normal de la mano afectada podría sustituir la disminución del input propioceptivo por lo que ayudaría a reclutar áreas del cortex premotor y asistiría a la rehabilitación a través de la íntima relación entre input visual y las áreas premotoras.

El paciente sentado introduce el miembro superior afectado en una caja sin posibilidad de visión. El miembro superior sano se coloca frente al espejo y se le solicitan movimientos simétricos con ambos miembros superiores (movimientos básicos de muñeca, mano y dedos. También se acepta la posibilidad de manipular determinados objetos). Se pueden combinar estos ejercicios con otros con ojos cerrados para el trabajo del input somatosensorial.

En la actualidad su aplicación en la clínica (por lo menos en el ámbito público) aún no está muy extendido salvo en aquellas Unidades específicas de Ictus o de Daño Cerebral que cuentan con un equipo de rehabilitación más especializado. Existen pruebas que demuestran que la terapia de espejo junto con un programa de rehabilitación convencional es más beneficioso en términos de recuperación motora que un tratamiento similar sin terapia de espejo. Desde el área de Terapia Ocupacional en el centro de Integra Daño Cerebral se está llevando a cabo la aplicación de esta técnica, combinada con otras como la Terapia Bobath, o el Ejercicio Terapéutico Cognostivo.

Saber vivir: Prevención del ictus

20 Ago

En Integra Daño Cerebral ya hemos vuelto al trabajo tras unas breves vacaciones. Y nos hemos llevado una muy grata sorpresa: El programa de Televisión Española “La mañana de la 1” dedicó un espacio para hablar del ictus, sus características y la prevención. Nos alegramos mucho de que un espacio con tanta audiencia y difusión nos llame la atención acerca de esta patología, tan numerosa e incapacitante. Además, nuestra sorpresa es mucho más agradable, ya que hemos podido observar que han sido nuestros amigos de la “Clínica San Vicente” de Madrid los expertos invitados al programa para tratar el tema.

Os recomendamos que lo veais, ya que sin duda, resulta muy interesante y didáctico.  Aquí os dejamos el enlace al programa:

Saber vivir: Ictus

Como podreis ver, hablan de la importancia de la rehabilitación precoz y de las unidades de ictus, un tema que tratamos en un post anterior. No nos cansaremos de repetir la importancia de su detección precoz, por lo que volvemos a dejaros un esquema con las principales señales de alarma.

No puedo terminar este post sin felicitar al Dr. Sanjuan y a la Dra. Pérez Nieves por su intervención en el programa, y saludar a todos mis antiguos compañeros de la Clínica San Vicente, animándoles a que continúen ayudando a la difusión del ictus. Un abrazo para todos!

Por último, deciros que en Integra Daño Cerebral, todos los miembros del equipo continuamos trabajando para minimizar las secuelas que aparecen en un paciente tras un ictus y estamos a vuestra disposición para resolver cualquier duda y proporcionaros toda la información que pudierais precisar al respecto.

POSIBLES COMPLICACIONES MOTORAS TRAS SUFRIR UN ICTUS

12 Abr

       Hoy, nuestro fisioterapeuta, especialista en neurorrehabilitación, nos brinda este post para explicarnos las principales complicaciones que suelen aparecer tras un ictus, que se suman a las propias secuelas de la lesión y que complican la rehabilitación.

 Cuando una persona sufre un accidente cerebrovascular (ACV) o ictus, aparecen una serie de secuelas de mayor o menor medida dependiendo de diversos factores: tipo de ictus, zonas cerebrales lesionadas, tiempo transcurrido desde la aparición de los síntomas hasta la atención médica, etc. Entre las secuelas físicas, se encuentran la hemiplejia (parálisis de una mitad del cuerpo), las dificultades de movimiento (paresia) o de coordinación (ataxia).

No obstante, todos los pacientes afectados por un ictus con mayor o menor indice de secuelas pueden sufrir en períodos posteriores alguna de las siguientes complicaciones:

 

HOMBRO SUBLUXADO

 Se trata de una complicación muy frecuente, diversos estudios indican que entre el 60% y el 73% de los pacientes que han sufrido un ACV padecen hombro subluxado. Es más frecuente en pacientes que están en etapas hipotónicas de la lesión, es decir en las fases más tempranas o agudas de la lesión.

Una mala orientación escapular, una hipotonia en la musculatura estabilizadora de la articulación glenohumeral (manguitos de los rotadores, deltoides y cabeza larga del bíceps) y/o un aumento de la tensión neural en cervical pueden provocan un hombro subluxado.

 

HOMBRO DOLOROSO

Es otra de las complicaciones mas frecuentes, del 38% – 70% de los personas tras un ACV sufre hombro doloroso. Dos tercios de los pacientes presentan hombro doloroso en el primer mes tras la aparición del ACV, el resto suele presentarlo en los tres meses siguientes.

Es una complicación muy limitante sobretodo en las primeras etapas, ya que provoca un dolor presente tanto en actividad como en reposo, contribuyendo a una mala recuperación del paciente.

No es consecuencia directa de la lesión neurológica. En la mayor parte de los casos son debidos a una mala praxis de los terapeutas (movilizaciones del brazo desde la mano,movilizaciones sin posicionar la escápula, realización de autopasivos, traslados inadecuados…)

Otros factores, como presencia de tono anormal, pérdida de la congruencia de la articulación glenohumeral, apraxias, heminegligencias, dolor talámico o neuropático facilitan la presencia de hombro doloroso.

 

SINDROME HOMBRO – MANO

 El síndrome hombro-mano aparece en el 12´5% – 27% de los pacientes con hemiplejia.

Es una complicación discapacitante y dolorosa, que provoca en etapas iniciales dolor, edema, calor y disminución de la movilidad en la mano. En etapas más posteriores provoca la aparición de alteraciones vegetativas ( sudoración, perdida de vello, descamación, atrofias cutáneas, alteraciones en uñas) y deformidades por contracturas en la mano.

Las posibles causas de esta complicación son alteraciones en la circulación sanguínea, extravasación de líquidos (la capacidad de drenaje es menor), traumatismos que se puedan dar en la mano, presencia de rigideces en la articulación de la muñeca o apoyos inadecuados con la mano (donde se fuerza demasiado la movilidad).

 

SINDROME DEL EMPUJADOR (SINDROME DE PUSHER)

 Este síndrome aparece en el 10% de los pacientes tras sufrir un ACV. Se suele producir cuando se encuentra implicado el lóbulo parietal derecho.

Se provoca en pacientes que cursan con una hipotonia en hemicuerpo izquierdo, con disminución de estímulos en ese lado y una alteración de la percepción de la linea media. Esto provoca que el paciente compense esta ausencia de actividad con el lado no afecto provocando un uso exagerado del mismo.

Es una complicación que suele aparecer en fases agudas y provoca que el paciente empuje hacia el lado afecto, resistiendo ante cualquier tipo de corrección. Cursa además con trastornos espaciales y dificultades atencionales (dado que es el hemisferio derecho es el afecto y es el que tiene mayor capacidad para procesar la información viso-espacial).

 Los tratamientos posturales, las movilizaciones de miembro superior con precaución, la normalización del tono en la musculatura afectada o la mejora en el esquema corporal son algunos de los tratamientos más efectivos ante estas complicaciones. Estas intervenciones deberian ser realizadas por un fisioterapeuta especializado, ya que en muchos casos podrían ser evitados mediante un tratamiento preventivo que se implantara en los inicios de la evolución de la lesión.

El manejo de estas complicaciones de manera adecuada facilitará el proceso rehabilitador, y con ello la consecución de la máxima independencia posible de la persona.

 

Terapia combinada contra la fatiga tras un ictus

11 Abr

La Revista de Neurología publicó a finales del mes pasado un artículo de la revista Stroke, en el que una investigación sistemática revela que la combinación de psicoterapia y entrenamiento físico ayudaría a mejorar a las personas con fatiga persistente después de un accidente cerebrovascular (ACV) o ictus. Entre un 38% y un 73% de supervivientes a un ACV padecen fatiga persistente durante los meses o años posteriores a sufrirlo.

Podeis consultar el artículo completo aqui.

Los investigadores probaron los efectos de la terapia cognitiva y el entrenamiento físico, en conjunto y por separado. Los resultados revelan una eficacia muy superior de ambas terapias combinadas frente a cualquiera de las dos por separado.

El tratamiento interdisciplinar, en el que todos los profesionales implicados en la rehabilitación del paciente, se encuentran en comunicación, con unos objetivos comunes y unas estrategias coordinadas, se revela como la opción más efectiva y completa; frente a la intervención de estos mismos profesionales pero por separado.

Recordemos que, en neurorrehabilitación, como en tantas otras cosas, 1+1 son más de 2.