Archivos por Etiqueta: actividades de la vida diaria

¿Cómo puede ayudar la terapia ocupacional tras una lesión cerebral?

26 abr

El objetivo principal de la Terapia Ocupacional neurológica es que los usuarios que han sufrido una lesión cerebral, realicen las actividades de la vida diaria de la forma más independiente posible.

La terapeuta ocupacional evalúa las habilidades físicas, sensoriales, cognitivas, conductuales y sociales que están entorpeciendo el desempeño independiente de cualquier actividad de la vida diaria (desde las actividades más básicas de autocuidado como la alimentación, el aseo o el vestido, actividades instrumentales más complejas como preparar la comida, comprar, manejo del dinero o actividades de ocio encaminadas al disfrute personal).

Resulta difícil establecer un patrón general de afectación después de un DCA, ya que las alteraciones van a depender de diversos factores (edad, tipo y localización de la lesión, severidad inicial de la lesión…). Entre los principales déficits cabe destacar las alteraciones sensitivomotoras (por ejemplo, un paciente puede tener dificultad para abrocharse los botones de la camisa por alteración del tono muscular, por falta de coordinación, porque tenga dificultad para llevar a cabo movimientos de mayor precisión…). Otros déficits importantes pueden ser los problemas del lenguaje y de la comunicación y los problemas neuropsicológicos (cognitivos y conductuales).

El Terapeuta Ocupacional utiliza la actividad con propósito y el entorno para ayudar a la persona a adquirir el conocimiento, las destrezas y actitudes necesarias para desarrollar las tareas cotidianas requeridas y conseguir el máximo de autonomía e integración. La práctica de actividades en contextos reales, facilita el aprendizaje de las habilidades necesarias (motoras, cognitivas…), facilitando así, la generalización de aprendizajes y asegurándonos la eficacia de nuestra intervención terapéutica.

El terapeuta ocupacional tiene un rol importante en materia de adaptaciones y productos de apoyo. Si fuera necesario, se asesorará y se le enseñará al paciente a manejarlos correctamente.

Con todo esto podemos describir tres áreas fundamentales de la terapia ocupacional:

  • Evaluación y entrenamiento de la independencia en las actividades de la vida diaria.

  • Evaluación y entrenamiento de la movilidad y funcionalidad de los segmentos corporales afectados tras el daño cerebral.

  • Asesoramiento y entrenamiento en el uso de productos de apoyo.

Es muy importante la comunicación y el trabajo con la familia para que el paciente pueda generalizar todo lo aprendido a su rutina diaria.

Actividades de la Vida Diaria tras un daño cerebral.

26 mar

Esta mañana, rescatamos este artículo de “El periódico de la provincia de Alicante, informacion.es”, titulado El papel de la familia en la rehabilitación funcional tras el daño cerebral (ELENA SÁNCHEZ DURÁN)

Cuando una persona sufre un daño cerebral sobrevenido, debemos tener siempre presente que el afectado no es únicamente el paciente, sino que el daño cerebral también influye en la familia. Durante el proceso rehabilitador, la familia tiene una papel fundamental para contribuir al éxito del tratamiento.

El equipo multidisciplinar debe asumir un papel activo en la formación del familiar, por una parte para informarle sobre la situación actual, pronóstico, etc. pero, por otra parte, debe entrenar al familiar para que colabore en el tratamiento rehabilitador a través del seguimiento de las pautas de actuación que, en cada momento, permitan maximizar el rendimiento del paciente.

Un aspecto de gran relevancia es el relacionado con las actividades de la vida diaria. Tras la valoración inicial, el terapeuta ocupacional comienza un proceso de entrenamiento en la ejecución de las actividades de la vida diaria, adaptado a las capacidades del paciente en cada momento del proceso, para que finalmente se consiga la máxima autonomía posible. Durante este proceso, y a medida que el paciente va evolucionando, las necesidades y la capacidad funcional cambian, por lo que se hace imprescindible, que el terapeuta ocupacional informe y entrene también al familiar enseñando la forma adecuada de ayudar al paciente en su vida cotidiana, evitando la sobreprotección y fomentando la recuperación de la autonomía.

Es importante hacer consciente al familiar de que una actitud sobreprotectora, a pesar de ser totalmente lógica al inicio, cuando el familiar no tiene información, lejos de ayudar, puede perjudicar en gran medida, ya que impide que el paciente siga poniendo en práctica lo entrenado, por lo que dificulta el proceso de aprendizaje. Si un paciente sólo necesita un cubierto adaptado para comer, o hacerlo en un lugar sin ruidos, vestirse sentado en la cama, ayudarle sólo a abotonarse la camisa, etc, debemos fomentar que puedan realizarse esas actividades con el grado de ayuda necesario, ni más, ni menos. Pero este concepto no sólo afecta al proceso rehabilitador. Una vez que el paciente recibe el alta y va a su domicilio, en el caso de no haber conseguido una autonomía total, es importante que se siga permitiendo y facilitando que la persona realice las actividades con la ayuda que sea necesaria únicamente, puesto que de lo contrario, nos encontraremos con que van perdiendo la funcionalidad que adquirieron e irán siendo cada vez más dependientes, provocando una sensación de malestar en el paciente y mayor carga en el cuidador.

No hay que olvidar que es responsabilidad de los profesionales proporcionar la información adecuada al familiar que repercuta en un fomento de la autonomía de la persona que sufre un daño cerebral sobrevenido, contribuyendo no sólo al mantenimiento de las habilidades motoras, cognitivas, etc, sino también al mantenimiento de la identidad personal, evitando sobrecargar innecesariamente al cuidador…

Consulta la noticia en su fuente original: http://www.diarioinformacion.com/suplemento-salud/2012/03/24/papel-familia-rehabilitacion-funcional-dano-cerebral/1237193.html

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.483 seguidores