Tag Archives: ACV

Este “adiós” esconde un “hasta luego”…

11 Nov

Nos mudamos!! Hemos creado una nueva web, para que todo esté más claro y resulte más fácil encontrar la información de contacto: www.integracerebral.com

Hace casi 4 años ya que inauguramos este blog, con la intención de crear un lugar donde recoger información, noticias, consejos y pautas para todo aquel que lo precisara, siendo conscientes de que escasean las fuentes fiables de información sobre este tema. Ni en nuestros mejores sueños hubiéramos pensado tener tanta aceptación, tantas palabras de ánimo, comentarios positivos y también alguna discusión, aunque consideramos que éstas siempre son productivas, si se aportan argumentos y se realizan desde el respeto mutuo.

Abandonamos esta plataforma, pero vamos a continuar realizando el blog de la misma forma que lo hemos llevado hasta ahora y con el mismo empeño: aportar información veraz y específica sobre el daño cerebral, sus consecuencias y pautas de manejo para familiares, profesionales y todo aquel que esté interesado.

Para inaugurar esta nueva etapa, ya hemos publicado el primer post, contando nuestra crónica de las actividades del Día del Daño Cerebral 2014 en Murcia. Podéis visitarlo en este enlace.

Esperamos que os guste tanto o más de lo que os gustaba éste y poder seguir contando con vosotros en nuestra nueva web.

Todo el equipo técnico de Integra se despide de este blog y espera veros en la nueva dirección.

Todo el equipo técnico de Integra se despide de este blog y espera veros en la nueva dirección.

Un fuerte abrazo de parte de todo el equipo de Integra Daño Cerebral.

Anuncios

Hormona del crecimiento y riesgo de ictus

2 Sep

Volvemos del verano con las pilas cargadas y nos hemos encontrado una noticia que queremos que nos invite a tod@s a reflexionar al respecto. La prestigiosa revista Neurology, la revista de la Academia Americana de Neurología (AAN), publicaba en agosto un estudio realizado en Francia sobre los efectos a largo plazo del tratamiento con somatropina u hormona del crecimiento (GH). Ya hemos hablado sobre este tema en un post anterior, destacando la importancia de que existan ensayos clínicos y estudios controlados para probar la efectividad y la seguridad para el paciente, a corto y a largo plazo.

Esta investigación ha encontrado una mayor incidencia en la aparición de ictus en la primera adultez (24 años) en los sujetos que de niños fueron sometidos a tratamiento con esta hormona, comparados con sus pares que no habían recibido este tratamiento. En concreto, los autores aluden a una “fuerte asociación”, siendo ésta mayor con las lesiones hemorrágicas que con las isquémicas.

15176En el estudio, han utilizado una muestra de 6.874 niños que habían sido sometidos a tratamiento con GH entre 1985 y 1996 (el tiempo medio de tratamiento fue de 3’7 años, siendo la edad media de final de tratamiento de 17 años). La mayoría de ellos, presentaban un déficit en sangre de esta hormona (única situación en la que la Agencia Española del Medicamento recomienda administrarla); otro pequeño grupo, pese a que no presentaban este déficit, tenían una estatura muy baja para su edad, por lo que el tratamiento se administró para ayudar a que alcanzaran una talla mayor. Los autores del estudio destacan que  los niños no presentaban otras condiciones que hicieran creer que podían tener un riesgo de ictus mayor al de cualquier otro niño. Desde 2008 hasta 2010 se realizó un seguimiento longitudinal a los participantes en el estudio, prestando especial interés a las condiciones médicas.

El investigador principal del estudio, el Dr. Joël Coste, finaliza el reporte con esta frase “We believe the tens of thousands of people worldwide who are treated with growth hormones should be informed about this risk”  (Creemos que las decenas de miles de personas que en todo el mundo están siendo tratadas con hormonas de crecimiento deberían ser informadas acerca de este riesgo).

Añade también que son necesarias más investigaciones para determinar con seguridad si es el tratamiento con hormona del crecimiento lo que causa este aumento del riesgo de ictus. En cualquier caso, consideran que esta información debe ser tenida en cuenta tanto por los padres como por los doctores al valorar las distintas opciones de tratamiento.

Podéis consultar el artículo original en este enlace.

Visita virtual a nuestras instalaciones

13 Mar

Nuestro centro se encuentra ubicado en la calle Periodista Encarna Sánchez, en una zona privilegiada de la ciudad de Murcia, con facilidad de acceso en coche y en transporte público.

Contamos con amplias instalaciones adaptadas a las necesidades de tratamiento de los afectados por daño cerebral adquirido: amplia sala de fisioterapia, varios despachos de tratamiento individual (neuropsicología, logopedia y terapia ocupacional), sala de estimulación para la realización de talleres, un aula multiusos, zona de descanso y comedor. Contamos además con una cocina-office, ducha y una habitación con cama donde entrenar actividades de la vida diaria.

Aunque ya os lo hemos presentado en fotos, hoy os traemos una visita virtual al centro, más realista y completa, realizada por GSPmultimedia. Esperamos que os guste.

 

Miguel Boyer ya está en casa

27 Abr
Nuestros mejores deseos y mucha fuerza para seguir con la rehabilitación
Después de casi dos meses de incertidumbre, buenas noticias.  Miguel  Boyer ha recibido el alta después de ingresar el pasado 27 de febrero en la Clínica Ruber de Madrid a causa de un derrame cerebral. Así lo indicaron sus médicos en el último parte hospitalario.

“Nos es grato comunicarles que D. Miguel Boyer ante la evolución claramente satisfactoria ha sido dado de alta hospitalaria a su domicilio”, indica el informe que añade que el exministro de Economía y Hacienda, de 73 años, “actualmente está consciente, orientado, la función del lenguaje en el aspecto comprensión es completa y la de la expresión francamente buena y con progresos evidentes día a día”.

“La función motora ha seguido un curso muy favorable en franca recuperación de la hemiplejia que presentaba al ingreso, tanto de la movilidad del brazo y los movimientos de la mano como de la pierna, consiguiendo la unidad de fisioterapia de la clínica que inicie la deambulación. La función respiratoria está totalmente normalizada, la traqueostomía cerrada y tolera tanto alimentos sólidos como líquidos”, señala el parte médico.

Asimismo subraya que el TAC de control realizado “muestra una resolución completa de la hemorragia y del edema cerebral”.  Boyer  continuará en su domicilio con las medidas de rehabilitación y “todo nos hace prever un pronóstico muy favorable”.

Fuente original: http://elpais.com/elpais/2012/04/23/gente/1335193482_565055.html

ACCIDENTE CEREBROVASCULAR O ICTUS

14 Mar

Un accidente cerebrovascular (ACV), ictus, apoplejía o infarto cerebral, es una muerte repentina de las células del cerebro causada por una falta de suministro de oxígeno al cerebro.

Hay dos tipos principales

Ictus isquémico o infartos cerebrales (80% de los accidentes cerebrovasculares) son resultado de una obstrucción o una reducción del flujo sanguíneo en una arteria que irriga a el cerebro.

Ictus hemorrágicos se deben a la ruptura de una arteria en el cerebro provocando una hemorragia intracerebral (15% de los accidentes cerebrovasculares) o a una ruptura de un aneurisma provocando una hemorragia subaracnoidea (5% de los ACV).

Los “mini-derrames cerebrales” o ataques isquémicos transitorios (AIT), ocurren cuando el suministro de sangre al cerebro se interrumpe brevemente.

¿Quiénes pueden tener un ictus?

  • Los adultos mayores de 40 años son quienes tienen mayor probabilidad de sufrir un ictus, pero la gente más joven y los niños también pueden padecerlo.
  • Los ictus afectan a casi la misma cantidad de hombres y de mujeres.
  • Las personas de todas las razas corren riesgo de tener accidentes cerebrovasculares. El riesgo de muerte a causa de un derrame cerebral es casi el doble en la población afroamericana, comparado con el riesgo en la población anglosajona. Por lo general, los afroamericanos sufren daños más graves.
  • Las personas con enfermedad cardíaca podrían presentar un mayor riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares. Además, ciertos tipos de enfermedad cardíaca pueden causar coágulos sanguíneos.

¿Cómo puede reducir el riesgo de tener un ictus?

  • Vigile su presión arterial. La presión arterial alta (o hipertensión) aumenta las posibilidades de tener un derrame cerebral. Una de cada tres personas con hipertensión no sabe que sufre esta enfermedad. Verifique con frecuencia su presión arterial.
  • Controle su diabetes. La diabetes puede dañar los vasos sanguíneos del cerebro y aumentar el riesgo de sufrir un derrame cerebral. Siga la recomendación de su médico para controlar su diabetes.
  • Deje de fumar. Fumar puede causar coágulos sanguíneos. Además, puede aumentar su presión arterial. Hable con su médico, farmacéutico o personal de enfermería para saber cómo puede dejar de fumar.
  • Haga ejercicio a diario. El ejercicio fortalece el corazón y mejora la circulación sanguínea. Además, puede ayudarle a controlar su peso. El exceso de peso aumenta la posibilidad de enfermedades.

Los síntomas de un ictus son:

  • Entumecimiento o debilidad repentinos en el rostro, brazos o piernas (especialmente de un lado del cuerpo)
  • Confusión súbita, dificultad para hablar o entender
  • Problemas repentinos para ver con uno o ambos ojos
  • Dificultad repentina para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación de los movimientos
  • Dolor de cabeza súbito y severo sin causa conocida

Si tiene alguno de estos síntomas, debe ir rápidamente a un hospital para empezar un tratamiento. La terapia aguda para el ictus trata de parar el accidente cerebrovascular disolviendo el coágulo o controlando la hemorragia. La rehabilitación posterior al ataque cerebral ayuda a las personas a superar las discapacidades causadas por el ictus. La terapia médica con anticoagulantes y antiplaquetarios es el tratamiento más común.

Fuentes:

Wiki de neurocirugía (www.neurocirugia.com)

NIH: Instituto Nacional de Desórdenes Neurológicos y Derrame Cerebral (Medline)

Descubren los genes del ACV

29 Abr
La investigación sobre accidente cerebrovascular siempre ha estado un poco rezagada, así que es un gran avance en ese sentido porque nos estamos poniendo al día”

Científicos han identificado una región cromosómica que podría contener dos variantes genéticas responsables de un mayor riesgo de accidente cerebrovascular isquémico.

Cerca del 20 por ciento de los blancos y el 10 por ciento de los negros en Estados Unidos y Europa tienen al menos una copia de la variante genética. Cada variante aumenta el riesgo de este tipo de accidente cerebrovascular en 30 por ciento, de acuerdo con los autores de un estudio publicado en línea el miércoles y en la edición impresa del 23 de abril de la New England Journal of Medicine.

“Es necesario empezar con algo y conocer esta información nos permite intentar pensar en la prevención”, dijo el Dr. Keith Siller, director médico del Centro integral para la atención del accidente cerebrovascular del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York. “Es posible que este hallazgo no tenga ningún significado ahora, pero cómo se puede empezar a abordar la prevención de esta enfermedad si no sabemos qué la causa. Es un paso inicial muy importante”.

Siller no participó en el estudio, que fue financiado por el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre y otras ramas de los Institutos Nacionales de Salud.

Las implicaciones eventuales son potencialmente enormes.

El accidente cerebrovascular isquémico, causado por la obstrucción del flujo sanguíneo al cerebro, representa el 90 por ciento de todos los casos de accidente cerebrovascular.

“El accidente cerebrovascular es la tercera causa de muerte y principal causa de discapacidad”, dijo Siller. “Estamos hablando de millones y millones de personas que tienen algún tipo de predisposición genética”.

“No es mucho lo que se conoce sobre genes específicos en el accidente cerebrovascular”, dijo Myriam Fornage, autora del estudio y profesora de cardiología del Brown Foundation Institute de medicina molecular para la prevención de enfermedades humanas en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Texas en Houston. “Los autores usaron datos de un consorcio de cuatro estudios en el que participaron casi 20.000 personas, todas blancas, a las que se les dio seguimiento durante una media de 11 años.

“Básicamente, los estudios monitorizaron el desarrollo del accidente cerebrovascular a lo largo del tiempo, y superpusimos sobre esa información los datos genéticos, que resultaron de la observación de 2.2 millones de polimorfismos del genoma de estos participantes”, explicó Fornage. “Identificamos dos polimorfismos ubicados en la misma región cromosómica”.

Los investigadores replicaron los hallazgos en otras poblaciones blancas y negras.

“Lo que tenemos ahora es la ubicación de un gen que predispone al accidente cerebrovascular”, dijo Fornage. “Desconocemos la mutación real, [aunque] tenemos una buena idea de que es el gen NINJ2, involucrado en la respuesta cerebral a la lesión”. El otro gen candidato es el WNK1, implicado en el control de la presión arterial.

El siguiente paso de los investigadores será comprender cómo funcionan los genes.

“El paso es identificar la mutación real que podría ocurrir en ese gen”, dijo Fornage.

Siller dijo que los investigadores “están cada vez más cerca de descubrir ciertas fórmulas en el organismo que podrían hacer que una persona tenga predisposición al accidente cerebrovascular”.

“Pero hasta que estos genes no se puedan manipular, la información no tiene ningún uso práctico, aunque esto no significa que no sea bueno tenerla”, dijo. “Tenemos que prepararnos para el momento en que estas manipulaciones sean posible”.

También, ser capaz de identificar a las personas en mayor riesgo de accidente cerebrovascular podría conducir a cambios más agresivos en el estilo de vida con el fin de reducir ese riesgo, agregó Siller.

“Y eso tiene implicaciones desde ya”, dijo. (HealthDay News)

FUENTE:

http://es.globedia.com/cientificos-descubren-genes-accidente-cerebrovascular