Tag Archives: traumatismo craneoencefálico

Fisioterapia Neurológica

20 Nov

En el departamento de fisioterapia contamos con varios profesionales con formación específica en el tratamiento de lesiones neurológicas.

Emilio

Emilio Álvarez Barranco es el coordinador de este departamento. Diplomado en fisioterapia y Máster en Neurorrehabilitación por la Universidad Católica de San Antonio de Murcia (UCAM). Su experiencia profesional previa incluye el tratamiento de pacientes con todo tipo de afectaciones neurológicas (ACV, TCE, Parkinson, Ataxia, Esclerosis Múltiple, DCI, Guillain-Barré) en centros de geriatría, neurología adulta y de parálisis cerebral infantil. Forma parte de nuestro equipo desde el inicio de nuestra andadura.

Domina las principales técnicas de rehabilitación neurológica:

  • Métodos clásicos de la fisioterapia como movilización ,posicionamiento, estiramientos, masaje y refuerzo musculares.
  • Métodos de facilitación neuromuscular: Bobath y Kabat
  • Método de estimulación sensoro-motriz: Perfetti
  • Método de locomoción refleja: Vojta
  • Fisioterapia respiratoria
  • Hidroterapia
    Otros medios: Agentes físicos, electroterapia, termoterapia, etc.

María Tovar Saiz forma parte de nuestro equipo desde septiembre de 2012. Es diplomada en Fisioterapia por la Universidad CEU San Pablo, Máster en Neurorrehabilitación por la UCAM y Experto en Terapia Acuática  por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid.

Durante su formación académica, además de realizar diversos cursos orientados a esta patología, como Bobath, Perfetti o terapia Craneo-sacral, ha realizado prácticas en diversas entidades de conocido prestigio, como el Hospital Universitario Montepríncipe de Madrid, teniendo contacto con población infantil, adulta y geriátrica, aplicando técnicas de rehabilitación neurológica.

Destacamos de ella su capacidad de resolución, su entrega al trabajo y el interés que muestra por sus pacientes, volcándose en sus necesidades y en sacar de ellos lo mejor posible.

Alicia Fisio

Alicia Laguía Lara es diplomada en fisioterapia por la Universidad Miguel Hernández de Elche, obteniendo el Premio Extraordinario de Fisioterapia y el Premio Universitario 5 estrellas. En la actualidad se encuentra realizando el Máster en Neurorrehabilitación de la UCAM. Ha realizado diversos cursos de formación complementaria y especialización, como vendaje neuromuscular o Introducción al Concepto Bobath en adultos y en pediatría. Entre su experiencia práctica previa destacan rotaciones por el Servicio de Neurología del Hospital General  Universitario de Elche y por la Unidad de Ictus del Hospital General Universitario de Alicante, además del trabajo realizado en la Fundación Salud Infantil de Elche, donde ha trabajado con niños con discapacidad realizando terapia y estimulación acuática.

En nuestro centro, además de terapias individuales, es la encargada de realizar las terapias grupales de fisioterapia para los usuarios de nuestro centro de día que no precisan un tratamiento tan intensivo. En ellos, desarrolla diversidad de ejercicios demostrando imaginación, versatilidad y capacidad de respuesta.

Anuncios

Terapia Ocupacional

19 Nov

En el departamento de Terapia Ocupacional contamos con Elena Mellado y Miguel Ángel Gracia.

Elena es diplomada por la Universidad Complutense de Madrid, Especialista en Terapia Ocupacional aplicada al Daño Cerebral Adquirido por la Universidad de Castilla la Mancha  y Máster en Neurorrehabilitación por la UCAM, donde realizó formación sobre el concepto Bobath, Perfetti y otras técnicas de neurorrehabilitación. Realizó su trabajo de fin de máster con una Tesis titulada “Terapia de restricción del lado sano en pacientes con enfermedad de Parkinson”. Además, cuenta con diversos cursos de formación específica, como “Reaprendizaje y control motor orientado a actividades” y “Terapia por restricción del lado sano y Terapia de espejo”, organizados por la Asociación Profesional de Terapeutas Ocupacionales de la Comunidad de Madrid (APTOCAM).

Forma parte de nuestro equipo desde el comienzo del proyecto. Cuenta con más de cuatro años de experiencia clínica en el sector de la geriatría, realizando tratamientos en personas afectadas por daño cerebral adquirido y enfermedades neurodegenerativas (Asociación de Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas de Villarrobledo).

Elena

Miguel Ángel, por su parte, cursó su diplomatura en la Universidad Miguel Hernández de Elche, donde obtuvo el Premio fin de carrera “Universitario 5 estrellas”. Ha desarrollado su labor profesional como terapeuta en distintos centros de neurorrehabilitación de reconocido prestigio, como la Clínica UNER o la Unidad de Daño Cerebral y Neurorrehabilitación del Hospital Provincial La Magdalena (Castellón de la Plana).

En su formación destacan cursos como “Ejercicio terapéutco cognoscitivo en el paciente con hemiplejia (Método Perfetti)” y la “Introducción al concepto Bobath”. Además, colabora con distintas entidades, como la Asociación Neurotebex (Asociación Nacional de Profesionales de las Neuroterapias basadas en la experiencia). Cuenta con una gran actividad en redes sociales, que emplea para ampliar y divulgar conocimientos y establecer contactos profesionales, siendo el autor de la web www.ocupaterapia.com.

IMG_0007_retok

Intervención en actividades de la vida diaria

20 Jun

La Terapia Ocupacional (T.O.) es una de las profesiones principales que intervienen en la rehabilitación del daño cerebral adquirido (DCA). No obstante, por lo que nos comentan los familiares de los pacientes que acuden al centro y los propios pacientes, también es una de las más desconocidas. Hoy Elena Mellado, una de nuestras terapeutas nos regala este post en el que nos explica una de las principales tareas del terapeuta ocupacional, las actividades de la vida diaria.

IMPORTANCIA DE LAS AVD

La principal área de intervención del terapeuta ocupacional en personas que han sufrido DCA es maximizar el desempeño independiente de las actividades de la vida diaria (AVD). Las AVD son todas aquellas actividades que realizamos día a día. El TO, junto con el resto del equipo interdisciplinar, detecta cuál es el déficit físico sensorial, cognitivo, conductual o social que está entorpeciendo el desempeño independiente de cualquier AVD, y mediante técnicas rehabilitadoras especializadas o adaptativas, fomenta la realización de éstas de la forma más autónoma posible.

IMG893

De manera general, podemos clasificar las AVD en básicas (AVDB) e instrumentales (AVDI).

Las actividades básicas son definidas como las actividades orientadas al cuidado del propio cuerpo. Podemos nombrar algunas como baño/ducha, higiene personal y aseo, cuidado de vejiga e intestinos, vestido, alimentación (manejo de cubiertos y proceso de llevarse la comida o líquidos desde el plato o vaso a la boca), movilidad funcional (transferencias, transporte de objetos) y cuidado de productos de apoyo.

101_2310Las actividades instrumentales se definen como aquellas actividades destinadas a la interacción con el medio, que son a menudo complejas y que generalmente su realización es opcional. Podemos nombrar algunas como cuidado de otros, movilidad en la comunidad (uso de transporte público), manejo de dinero, cuidado de la salud y manutención (rutinas de medicación), mantener un hogar, preparación de comida y limpieza e ir de compras, entre otras.

Para el paciente adulto, ser independiente representa el primer paso vital para poder recuperar su forma de vida. Ser independiente permite al paciente elegir dónde, cuándo y con quién desea estar en cualquier momento, e incluso poder elegir ser uno mismo.

La manera en la que el paciente realice las actividades de la vida diaria va a ser muy importante y deberá contemplarse 24 horas al día. Después de un tratamiento intenso de fisioterapia neurológica para inhibir la espasticidad o fortalecer el tono muscular, desde terapia ocupacional rehabilitamos las AVD con movimientos económicos y lo más normalizados posible, induciendo posturas adecuadas. Todas las AVD deberán realizarse de forma que las reacciones asociadas no se manifiesten.

El paciente aprenderá con más rapidez en situaciones lo más reales posibles para poder generalizarlas a su domicilio cuanto antes. Es muy importante la implicación de la familia en el tratamiento para continuar realizando las actividades de la misma manera que se le enseñan al paciente en el centro.

 

plato antideslizanteviewPhoto (3)

viewPhoto

En el proceso terapéutico el T.O. puede asesorar y recomendar algún producto de apoyo sólo cuando sea estrictamente necesario y aceptado por el usuario. Los productos de apoyo se pueden definir como aquellos dispositivos o utensilios destinados a disminuir o mitigar alguna discapacidad funcional y fomentar la independencia del usuario. Algún ejemplo para una persona con hemiplejia puede ser un cuchillo-tenedor, una tabla para cortar alimentos y un plato con reborde.

En Integra Daño Cerebral, y desde el área de terapia ocupacional, trabajamos tanto a nivel individual, como grupal todas estas actividades e intentamos que se generalicen al entorno personal de los pacientes.

La recuperación victoriosa no depende únicamente de las sesiones terapéuticas de tratamiento sino también, y mucho, de lo que haga el paciente durante las horas restantes del día y de la noche.

Visita virtual a nuestras instalaciones

13 Mar

Nuestro centro se encuentra ubicado en la calle Periodista Encarna Sánchez, en una zona privilegiada de la ciudad de Murcia, con facilidad de acceso en coche y en transporte público.

Contamos con amplias instalaciones adaptadas a las necesidades de tratamiento de los afectados por daño cerebral adquirido: amplia sala de fisioterapia, varios despachos de tratamiento individual (neuropsicología, logopedia y terapia ocupacional), sala de estimulación para la realización de talleres, un aula multiusos, zona de descanso y comedor. Contamos además con una cocina-office, ducha y una habitación con cama donde entrenar actividades de la vida diaria.

Aunque ya os lo hemos presentado en fotos, hoy os traemos una visita virtual al centro, más realista y completa, realizada por GSPmultimedia. Esperamos que os guste.

 

Disfagia en el daño cerebral adquirido

4 Mar

Hoy nuestra logopeda, Conchi Martínez Rodríguez, nos deja un post sobre la disfagia, una alteración deglutoria muy común tras un daño cerebral:

degluciónEl término disfagia neurógena designa cualquier problema que surge desde el momento en que los alimentos (sólidos y/o líquidos) se introducen en la boca hasta que pasan al estómago, por una deficiencia en cualquiera de las cuatro etapas de la deglución, de origen neurológico a nivel de sistema nervioso central o periférico.

Según la etapa de la deglución alterada observamos distintos tipos de disfagia:

  • Disfagia oral.

  • Disfagia orofaríngea.

  • Disfagia esofágica.

fases alimentación

Según el nivel de afectación de las estructuras implicadas se distinguen diferentes grados:

  • Grado leve.

  • Grado moderado.

  • Grado severo.

 

Son varias las manifestaciones o síntomas que nos harán sospechar de posible disfagia, los más importantes son:

  • La desnutrición y

  • Las frecuentes infecciones respiratorias.

 

Pero existen otros síntomas que nos darán pistas sobre qué estructura está implicada y a qué nivel se están produciendo las dificultades deglutorias:

  • Odinofagia, dolor durante la deglución producido por inflamación del tracto faringoesofágico o por reflujo esofágico.

  • Reflujo nasal: salida de comida por la nariz por déficit de cierre del velo del paladar.

  • Babeo; cierre insuficiente de labios.

  • Tos antes, durante o después de la deglución

  • Ruidos durante la deglución por falta de coordinación respiratoria deglutoria .

  • Cambios de la voz después de la ingesta por una incompleta función de arrastre faríngeo.

  • Aspiraciones o entrada de bolo alimenticio sólido o líquido en la vía aérea por debajo de las cuerdas vocales ingresando en la tráquea. Puede producirse antes, durante o después de la deglución dependiendo de la causa que origine la disfagia. Es el síntoma disfágico que más inquieta porque pone en peligro la vida del paciente. En pacientes neurológicos la sensibilidad para detectar la presencia de alimento en la vía aérea está disminuida. El reflejo de tos que expulsa cualquier objeto que penetre en la vía aérea puede estar inhibido o no presentarse con la fuerza suficiente para realizar la expulsión total del alimento.

  • Penetración, se refiere a la entrada del bolo sólido o líquido en la vía aérea (laringe) pero no sobrepasa el nivel de cuerdas vocales.

 

Entre las causas más frecuentes de disfagia neurológica, encontramos, personas afectadas por Accidentes cerebrovasculares (ACV), traumatismos craneoencefálicos (TCE), tumores cerebrales, enfermedades neurodegenerativas, afecciones del nervio periférico, enfermedades neuromusculares.

De todos los pacientes con disfagia neurogénica entre el 87% y 91.5% son de origen vascular. La incidencia de disfagia en la fase aguda del ACV fluctúa entre 29 a 65%, dependiendo de la localización de la lesión y decrece a un 12% a los 3 meses de haber sufrido ACV.

 Los pacientes que han sufrido un TCE pueden presentar dificultad para deglutir con distintas características según la localización de las lesiones.

  • Retardo o ausencia del reflejo faríngeo en 80% de los pacientes.

  • Reducido control lingual en 53%.

  • Paresia faríngea uni o bilateral en 32%.

  • Disfunción cricofaríngea, 6%.

  • Otros trastornos pueden estar presentes tales como: una reducción del cierre labial, cierre velofaríngeo, elevación laríngea, cierre de la vía aérea y en algunos casos puede existir una fistula traqueoesofágica.

 Se debe establecer una valoración del grado de disfagia para así poder individualizar el tratamiento, determinar la textura y consistencia de los alimentos más adecuada y asegurar que el paciente puede realizar una deglución sin riesgo de complicaciones.

comida

La rehabilitación de la disfagia en personas con daño cerebral sobrevenido no es una labor independiente sino que debe contar con el apoyo de un equipo interdisciplinar especializado en este tipo de casos.

Información neuropsicológica que le permite valorar el nivel cognitivo del paciente y la capacidad de comprensión y de colaboración que éste va a prestar.

Información fisioterapéutica, que valorará la capacidad de respuesta motora general del paciente.

Información sobre adaptación al medio, el terapeuta ocupacional nos avisará tanto de todas aquellas ayudas que el paciente tiene como de su grado de autonomía en las actividades de la vida diaria.

Información psicológica; entorno familiar y percepción de la enfermedad por parte del paciente.

Nutricionista, establece el plan dietético a llevar a cabo por el paciente.

Pero si bien la información anterior nos coloca dentro de un marco referencial sobre el paciente, lo cierto es que debemos de llevar a cabo una evaluación precisa del proceso de la deglución.

Para ello contamos con una evaluación objetiva (videofluoroscopia, fibrolaringoscopia, manometría faringoesofágica), llevada a cabo por el Otorrinolaringólogo y una evaluación subjetiva, llevada a cabo por el logopeda, consistente en la exploración de las estructuras implicadas y la observación de síntomas: exploración de pares craneales, exploración de estructuras orofaciales y laríngeas, valoración de la deglución.

En un próximo post os daremos algunos consejos para cuando el afectado comienza de nuevo a comer (postura adecuada, textura de los alimentos, etc). Mientras, os dejamos la Guía de Nutrición en Disfagia que recientemente ha editado el Ministerio de Sanidad.

Daño cerebral en la familia. Atención a niños y adolescentes.

20 Feb

Hace unos días adelantabamos que la Federación de Daño Cerebral FEDACE ha publicado su nuevo cuaderno sobre daño cerebral adquirido, titulado “DCA en la familia. La atención a niños y adolescentes”. Aquí teneis el artículo que ha publicado la federación al respecto.
fedace
La redacción de este libro se ha realizado con el material elaborado por profesionales (neuropsicólogos, psicólogos, terapeutas ocupacionales y trabajadores sociales) de varias asociaciones pertenecientes a FEDACE durante 3 meses de trabajo y puesta en común. Como sabeis, una de nuestras neuropsicólogas, Milagros Muñoz (la que os escribe estas palabras), colabora con la Asociación de Daño Cerebral de Murcia DACEMUR desde hace años. En esta ocasion, tuve la suerte de poder participar en este fantástico trabajo y colaborar con mi granito de arena en esta publicación.

Para elaborar el material, se realizaron dos talleres presenciales, uno a principios del verano del año pasado, y otro nada más terminar, en los cuales fuimos poniendo en común nuestras experiencias en relación a cuando llega el daño cerebral a la familia, como se aborda ese tema con los niños y/o adolescentes que hay en la familia. Durante el verano, estuvimos trabajando por grupos elaborando los casos para presentarlos en el segundo taller que se realizó en septiembre.

Los talleres estuvieron dirigidos por Lira Rodríguez, coordinadora de proyectos de FEDACE, y por dos psicólogas clínicas infantiles.

niñosMi experiencia en este primer taller en el que he participado ha sido, sobre todo, muy reconfortante. Que varios profesionales (creo recordar que eramos más de 20) puedan poner sus experiencias en común resulta muy enriquecedor para todos, independientemente de los años de experiencia que llevemos en el sector.

Además, creo que tratamos un tema muy importante, que se suele dejar de lado cuando aparece en la familia el daño cerebral: cómo lo entienden (o no lo entienden) los niños y la importancia de que se trate el tema con ellos, ya que ven cambios a su alrededor (su madre, su padre, su hermano, etc.) y puede ser que ellos elaboren su propia explicación que nada tenga que ver con la realidad (ej: que es culpa suya). En este sentido, me gustaría destacar algunas ideas:

1.- El tema no debe ser tabú. No hablar de ello fomenta las interpretaciones erróneas y que los niños aprendan que de eso no se habla, por lo que no preguntan sobre el mismo, lo que no quiere decir que no tengan dudas.

2.- Se debe tratar con naturalidad. Lo que creemos que para un niño puede ser un trauma, porque nos parece algo “muy fuerte” para que lo procese una persona de tan corta edad, si se trata de forma natural y con un nivel adaptado a sus conocimientos (nada de explicaciones científicas), puede ser aceptado por el niño de forma natural y precisamente, prevenir futuros traumas.

En resumen, una experiencia fantástica, que espero que se pueda repetir en el futuro.

Os dejo el enlace por si quereis descargar el cuaderno: DCA en la familia. La atención a niños y adolescentes.

Efectos del calor en pacientes neurológicos

27 Jul

Necesitamos un descanso!!! Por eso, nos vamos unas semanitas de vacaciones! Volveremos el 20 de agosto con las pilas cargadas y dispuestos a enfrentar un nuevo curso cargado de emociones, y por suerte, de trabaj0.

Estos meses de creación y puesta en marcha del centro han sido muy duros e intensos, afortunadamente, parece que todo el esfuerzo está empezando a dar sus frutos y no podemos sentirnos más dichosos e ilusionados. Mil gracias a tod@s los que nos seguís, consultáis y nos haceis sentir vuestro calor diariamente. Para nosotr@s, el poder informar y ayudar es la verdadera recompensa.

Os dejamos este post, extraido de un artículo de Diario Médico DM sobre cómo afecta el calor al cerebro, y especialmente cuando existen alteraciones neurológicas. Esperamos que os guste.

Nos vemos en unas semanitas!! Pasadlo bien!!

El calor puede provocar diversos trastornos en personas más susceptibles con patologías neurólogicas.

En los meses de verano muchas personas se quejan de cansancio casi perpetuo, dificultad para hacer tareas de una forma activa, imposibilidad para dormir por las altas temperaturas… Males menores, derivados de los rigores del calor, para personas sanas que, no obstante, pueden ser más preocupantes en otras con algún tipo de afección neurológica, más aún si se trata de niños y de mayores. ¿Es, por tanto, el calor del verano enemigo de nuestro cerebro? No es que altere realmente el funcionamiento cerebral, sino que interfiere en determinados patrones de la vida diaria en personas sanas.

La llamada de atención, según la Sociedad Española de Neurología SEN, se centra en la posible, y en algunos casos probada, alteración de síntomas de patologías neurológicas. “El calor impide que el hipotálamo controle adecuadamente la temperatura corporal provocando que ciertos ciclos biológicos, como el sueño, estén peor regulados. Este hecho debe tenerse en cuenta en pacientes que toman medicamentos que suelen alterar esta regulación, muchos de los cuales son neurológicos”, ha indicado a DM David Ezpeleta, miembro de la SEN y neurólogo del Hospital Universitario Quirón de Madrid.

  • La reducción de horas de sueño se relaciona con la frecuencia de crisis epilépticas en los días siguientes, por lo que hay que combatir el insomnio por calor

Sueño y crisis
Experimentar problemas de insomnio por calor es muy frecuente y casi universal y puede alterar negativamente a enfermedades neurológicas que dependen mucho de la calidad del sueño: cefaleas y epilepsia, fundamentalmente. En la cefalea suele aumentar la posibilidad de crisis cuando se duerme más, pero también cuando se duerme menos.

En el caso de la migraña, “habitualmente los episodios mejoran espontáneamente durante el verano, por lo que es buen momento para realizar vacaciones de medicación preventiva en personas con varios meses de mejoría”. No obstante, matiza que hay factores asociados a esta época estival que pueden empeorar o desencadenar la aparición de crisis, como por ejemplo la exposición directa a la luz solar. “Puede deberse a la activación de terminales periféricas, por fruncir el ceño o por calor directo sobre termorreceptores de cuero cabelludo; y tampoco hay que olvidar las transgresiones dietéticas y de la vida diaria”.

Más preocupante, según Ezpeleta, es la epilepsia, enfermedad en la que existe una relación directa entre la reducción de horas de sueño y la frecuencia de crisis en los días siguientes.

  • Los pacientes con demencias, Parkinson avanzado y otras neurodegeneraciones son más vulnerables a los efectos del calor y de la deshidratación

“Es importante saber que el insomnio asociado al calor veraniego que tantas consecuencias neurológicas puede tener no es susceptible de tratarse con somníferos”. Se recomienda buscar una mejoría ambiental que ayude a regular de forma natural el ciclo de vigilia-sueño. Para los epilépticos, el neurólogo recomienda además mantener un adecuado equilibrio hidroelectrolítico que no influya en las concentraciones de los antiepilépticos. A pesar del asueto vacacional, deberían respetarse al máximo las normas higiénicas y terapéuticas que se siguen en otras épocas del año.

Velocidad de transmisión
El cansancio y la fatiga que conllevan las altas temperaturas, unidos a los cambios en el ritmo de vida que imponen los meses estivales y las vacaciones de verano, pueden repercutir en muchas neuropatías por distintos mecanismos. Así, por ejemplo, una de las relaciones más claras y mejor comprobadas en neurología es la vinculación entre el calor externo, el aumento de la temperatura corporal y la esclerosis múltiple (EM). Esta triada “produce una alteración en la velocidad de la transmisión neuromuscular. Los afectados pueden tener algún tipo de déficit, incluso subclínico, de brotes previos. Debido al calor, estos brotes subclínicos se reactivan apareciendo síntomas que el paciente interpreta como nuevos, pero que en realidad se deben simplemente al calor. Dicha diferenciación es importante para tranquilizar al paciente, aunque se someta a estudio, e indicarle que no se trata de un brote sino de un efecto característico mediado por el calor”.

En otras enfermedades neuromusculares que producen debilidad, como la miastenia y otras miopatías, también el calor, el cansancio y la fatiga pueden producir un aumento de los síntomas debido al factor externo y no a un empeoramiento real del proceso primario.

Prevenir en Parkinson
El verano puede afectar asimismo a pacientes con demencias y otras neurodegeneraciones, como el Parkinson, sobre todo si está muy avanzado, de forma multifactorial y por muchos flancos, según Ezpeleta. “La exposición directa a la luz del sol es muy desaconsejable en un paciente con un proceso grave de este tipo que, además, está polimedicado. También es más probable que los dementes se deshidraten porque tienen alteraciones en los reflejos de la sed y no piden agua”.

En Parkinson avanzado, además de las dificultades motoras y de movilidad, convive un trastorno vegetativo, con alteraciones de la sudoración, por lo que existe un mayor riesgo de deshidratación. “Como en el resto de la población, el consejo sería beber litro y medio de agua diaria, independientemente de la sed”. Se recomienda además evitar posturas mantenidas durante mucho tiempo, como la sedestación, porque pueden favorecer episodios sincopales, facilitados también por la deshidratación.

PLANIFICAR

Este verano, tal y como ha anunciado la Agencia Estatal de Meteorología, será un poco más cálido de lo normal. La Sociedad Española de Neurología recuerda la importancia de que toda la población, pero especialmente pacientes con algún tipo de afección neurológica, así como los niños y personas mayores, sigan una serie de medidas. Éstas son muy similares a las difundidas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en su Plan Nacional de Actuaciones Preventivas de los efectos del exceso de temperaturas sobre la salud, iniciado en 2004.

  • Ambiente fresco

Hay que procurar evitar los lugares calurosos y con poca ventilación.

  • Vestir para la ocasión

Utilizar tejidos frescos y transpirables.

  • Hidratarse

Es recomendable beber un litro y medio de agua al día para combatir la deshidratación.

  • Descansar

Se deben programar descansos de entre 10-15 minutos con el objetivo de que el calor no agrave los síntomas de sus enfermedades o se produzcan problemas de insomnio, somnolencia o excesivo cansancio.

 

Mesa informativa de DACEMUR en el Hospital Virgen de la Arrixaca

10 May

Ayer, miércoles 9 de mayo, la Asociación de Daño Cerebral Adquirido de Murcia DACEMUR instaló una mesa informativa en el hall del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca HUVA.

Durante toda la mañana, la presidenta de la asociación Dña. Delia Ferrando Sanchís, y su vicepresidenta, Dña. Mª Ángeles Nicolás Jiménez, estuvieron proporcionando información sobre el daño cerebral adquirido  y sobre DACEMUR a todas las personas que se interesaron por la cuestión.

También acudieron a mostrar su apoyo varios de los asociados, que representan la parte testimonial y más esperanzadora de DACEMUR.  Su presencia resulta imprescindible en este tipo de actividades divulgativas, ya que ayudan a aumentar la visibilidad de este colectivo, humanizando la problemática del daño cerebral, y a su vez, proporcionan seguridad y tranquilizan a los familiares de afectados recientes (que suelen encontrarse todavía hospitalizados y con numerosas complicaciones clínicas). Los afectados y sus familiares comentan sus casos, cómo lo pasaron durante la fase aguda, y cómo se encuentran ahora, proporcionando un testimonio de primera mano de que las secuelas mejoran y es posible volver a tener calidad de vida.

Una de nuestras directoras, Milagros Muñoz Pagán, que colabora con DACEMUR desde hace varios años, también acudió a mostrar su apoyo a la asociación y a proporcionar su granito de arena, aportando su visión como profesional de la neuropsicología.

En este sentido, Integra Daño Cerebral continúa apoyando y colaborando con DACEMUR en la realización de todas aquellas actividades que redunden en la visibilidad y la defensa de los derechos del colectivo. También participamos en otras actividades complementarias que realiza la asociación para mejorar el ocio y la gestión del tiempo libre de sus asociados (concursos de fotografía,  excursiones y convivencias, curso de informática, etc.), de las que continuaremos informando según se vayan realizando.

Está previsto instalar otra mesa informativa a finales de este mes en el Hospital General Universitario Reina Sofía, os informaremos cuando tengamos concretada una fecha.

¿Es necesario un Plan de Atención al Daño Cerebral?

19 Abr

A propósito de la votación de un Plan de Atención a Daño Cerebral en el parlamento de La Rioja, que os comentabamos el mes pasado en otra entrada, FEDACE lanza una reflexión en su último artículo y nos invita a tod@s a compartirla.

Desgraciadamente, la propuesta fue rechazada (desde el artículo de FEDACE podeis acceder al diario de la sesión), y al analizar los argumentos para su rechazo no podemos sino hacernos eco de la noticia e incluso sentir cierta indignación ante la misma.

Queda patente un total desconocimiento de la problemática por parte de los parlamentarios, tanto del gran número de afectados por daño cerebral (las estadísticas apuntan a que es tres veces más prevalente que la Enfermedad de Alzheimer) como de las implicaciones que tiene el daño cerebral en la vida del afectado y de sus familias.

Hemos de añadir, que la encuesta a la que hace alusión FEDACE (EDAD 2008) identifica daño cerebral adquirido con traumatismo craneoencefálico, por lo que la cifra asociada a esta categoría no tiene en cuenta a los afectados por ictus, que cuantifica en una categoría aparte “Accidentes cerebro-vasculares”, y cuya cuantía suele ser aproximadamente el doble que los TCE, por lo que la cifra real de afectados se multiplica.

Además, hay que tener en cuenta que muchas de las secuelas tras una lesión pasan a ser crónicas, y lo que más beneficia, tanto al afectado como a sus familiares no es ser tratados en las grandes unidades que existen en otras Comunidades Autónomas (cuyos servicios y cobertura es cierto que las demás dificilmente podran alcanzar en un futuro inmediato). El afectado puede ser desplazado de su domicilio durante un tiempo (en su fase aguda), pero pasada la misma, lo más beneficioso es que vuelva a su entorno y se intente normalizar la situación , intentando que la familia pueda volver a llevar su vida habitual, en la medida de lo posible. No olvidemos que, pese a que las principales mejoras se producen en las fases más tempranas de la lesión, las necesidades de tratamiento pueden continuar durante toda la vida (para seguir mejorando, mantener el nivel alcanzado y para resolver los problemas que siguen surgiendo en la convivencia con e afectado). No es factible, ni parece lógico, que la solución a estos problemas sea desplazarlos a las unidades existentes en otras comunidades, que se verían desbordadas.

Minimizar la magnitud del problema, alegando el desconocimiento de la misma, no puede ser la solución. Máxime, recordemos, cuando existen varias denuncias del Defensor del Pueblo al respecto, a las que también nos referíamos en una entrada anterior.

La ciudadanía debemos reclamar a nuestros políticos que garanticen una asistencia de calidad para estos afectados, bien mediante la creación de unidades públicas (que en estos tiempos de crisis y recortes parece difícil) o bien mediante el concierto de plazas y la realización de convenios con entidades privadas, que con su esfuerzo y riesgo intentan mejorar la calidad de vida de estas personas.

Por último, además de invitaros a reflexionar al respecto, queríamos alabar la función que cumple la federación en este sentido, luchando por los derechos de los afectados y sus familias, señalando también que queda mucho camino por andar.

Las iniciativas de cambio tienen que surgir de la propia sociedad, por lo que todos, afectados, familiares y profesionales nos encontramos en el mismo barco, y si estamos unidos y no nos conformamos con el desconocimiento general, sino que dedicamos parte de nuestros esfuerzos a combatirlos, estamos convencidos de que podremos mejorar la situación, lo que redundará en beneficio para tod@s.

Compartimos la opinión de FEDACE al respecto, y os invitamos a compartir vuestras reflexiones y opiniones.

Porque como dice el lema de la Federación “Una vida salvada merece ser vivida”.

TRAUMATISMO CRANEOENCEFÁLICO (TCE)

14 Mar

Se define el Traumatismo Craneoencefálico (TCE) como la alteración en la función cerebral, u otra evidencia de patología cerebral, causada por una fuerza externa (Menon et al. 2010)

**Epidemiología**

Entre las diversas entidades tratadas por los neurocirujanos y los médicos de urgencias, la más frecuentemente asociada con mortalidad en el período agudo es el traumatismo craneoencefálico.

Afecta principalmente a la población de 15 a 45 años.

Las causas más frecuentes son:

Accidentes de tráfico: alrededor del 75%.
Caídas: alrededor del 20%.
Lesiones deportivas: alrededor del 5%.
Varones: tres veces más frecuente que en mujeres.
Edad: mayor frecuencia entre los 15 y los 29 años.
Atropellos y caídas, más frecuentes en los niños y en los mayores de 65 años.

Los accidentes de moto se centran fundamentalmente en los jóvenes menores de 25 años.

El casco reduce el riesgo de mortalidad, aunque se precisan estudios para determinar los efectos de diferentes tipos de casco (Liu y col., 2004; Liu y col., 2008).
**Clasificación**

De acuerdo a la severidad, según la escala de coma de Glasgow (GCS):

Traumatismo craneoencefalico Leve

Traumatismo craneoencefalico Moderado

Traumatismo craneoencefalico Grave

También puede clasificarse en Abierto o Cerrado según haya o no rotura ósea.

**Fisiopatología**

El impacto mecánico sobre las estructuras encefálicas provoca la lesión del tejido nervioso mediante dos mecanismos básicos, complejos y estrechamente interrelacionados:

__LESIÓN PRIMARIA__

Es responsable de todas las lesiones nerviosas y vasculares que aparecen inmediatamente  después  de la agresión mecánica.  El modelo de impacto  puede ser de dos tipos: estático, cuyo ejemplo más característico podría ser la clásica pedrada, o dinámico , cuyo paradigma es el accidente de tráfico.

En el modelo de impacto estático, la importancia viene dada por la magnitud de la energía cinética aplicada por el agente externo al cráneo o bien de éste mismo cuando colisiona con otra  estructura. Siendo la energía cinética proporcional a la masa y al cuadrado de la velocidad, serán estos últimos los determinantes de la intensidad de las lesiones resultantes. En general este tipo de impacto es responsable de fracturas de cráneo y hematomas extradurales y subdurales.

En la práctica clínica, sin embargo, el modelo de impacto más frecuente y de mayor  trascendencia  es el dinámico. En este modelo, el movimiento generado por el impacto es de dos tipos:  De tensión, que provoca elongación  y de tensión corte , que conlleva una distorsión angular.

En el modelo dinámico, además de la energía absorbida por el cuero cabelludo y  el cráneo, que sufre deformación y/o fracturas, el impacto  origina dos efectos mecánicos sobre el cerebro:

1)  movimiento de traslación  que causa el desplazamiento de la masa encefálica respecto al cráneo  y otras estructuras endocraneales como la duramadre e induce, además, cambios en la presión intracraneal (PIC).

2) un movimiento de rotación, en el que el cerebro se retarda con relación al cráneo, creándose  fuerzas de inercia sobre las conexiones del cerebro con el cráneo y la duramadre  (venas de anclaje) y sobre el propio tejido cerebral. Las lesiones anatómicas que resultan de  este tipo de impacto son la degeneración axonal difusa,  paradigma  y sustrato  fundamental  del coma postraumático, las contusiones, laceraciones y hematomas intracerebrales.

Fuente: Wiki de neurocirugía (www.neurocirugia.com)